Sociales

0 34

MIAMI El éxito en taquilla de la película “How to be a Latin Lover”, la segunda más vista este fin de semana en Estados Unidos, y la creciente presencia de cintas latinas en los cines del país es producto de un despertar tanto de la industria como del público latino, dijeron a Efe Salma Hayek y Eugenio Derbez.

La cinta de Pantelion Films, la sociedad de la mexicana Televisa y la distribuidora estadounidense de cine Lionsgate, logró recaudar 12,1 millones de dólares en su primer fin de semana, según cifras preliminares de taquilla.

Esto la convirtió en el segundo estreno más visto este fin de semana, superando incluso a “The Circle”, protagonizada por dos estrellas de Hollywood como Tom Hanks y Emma Watson.

“Increíble pero cierto, por muchos años (los estudios de cine) no se dieron cuenta de lo que representaba la comunidad latina dentro de la industria del cine”, indicó a Efe Hayek.

“Los latinos no enseñaban ese poder tanto porque solo iban a ver las películas americanas, entonces decían, para qué vamos a hacer películas para latinos si después no van a verlas”, aseguró.

Las cosas han cambiado y “Eugenio tiene mucho que ver con eso, porque nunca se imaginaron que una película en español pudiera tener tanto éxito”, subrayó Hayek en referencia “No se aceptan devoluciones”, el primer filme de Derbez en Estados Unidos y que en 2013 se convirtió en la película en idioma español más vista en la historia del país.

Para la actriz, ese movimiento también ha despertado el interés internacional en la cultura de origen latinoamericano. “La gente está interesada en quiénes somos”, aseguró.

Ambos coincidieron en destacar que para dirigirse al público latino es indispensable tener autenticidad y para lograrlo decidieron salirse del guión e ir con su instinto.

Y lo hicieron en sus dos versiones en español e inglés, pues “How to Be a Latin Lover” es la primera película estadounidense en estrenarse de manera simultánea en ambos idiomas.

“Salma y yo hicimos nuestras propias voces en español y parecía de verdad una película mexicana. Gente del doblaje que la vio me decía: ‘Eugenio, es una película mexicana”, destacó el artista.

Para Alex Nogales, presidente de la Asociación Nacional de Medios Hispanos (NHMC, en inglés), que promueve el avance de los latinos en los medios de comunicación en EE.UU., los estudios han tenido desde hace varios años bien claro el poder de los latinos en la taquilla.

Cifras de la Asociación del Cine de EE.UU. (MPAA) señalan que los hispanos son el grupo demográfico que ve más películas en el país.

En 2016, el 21 % de los espectadores en las salas de cine era de origen latino, cuando representan el 17 por ciento de la población.

Sin embargo, quedaba demostrar “que eso de que a los latinos no les interesa verse en el cine es totalmente falso”, indicó Nogales.

Los activistas de los derechos de los artistas latinos confían en que el éxito de “How to be a Latin Lover” confirme a los ejecutivos del cine que los proyectos ofrecidos a la audiencia hispana no respondían a sus gustos o necesidades.

“Parte del problema era que las películas que se hacían para latinos o incluso para latinoamericanos eran o de cine de autor, inalcanzables para gran parte del público, o policiales y/o oscuras”, dijo a Efe el actor mexicano Héctor Bonilla, quien promovió recientemente en EE.UU. su cinta “Un padre no tan padre”.

“El cambio se está percibiendo desde que empezamos a hacer producciones más livianas, con las que la gente se pudiera divertir e identificar fácilmente”, indicó el actor.

Mariela Súarez, una mexicana de 43 años, fue a ver “How to be a Latin Lover” con otras 10 personas en Miami este fin de semana. “Quería apoyar a Derbez, que me encanta, pero además vi el trailer de la película y me pareció comiquísima”, indicó.

“Todos estamos muy contentos con el resultado”, dijo al diario Los Angeles Times David Spitz, jefe de distribución de Lionsgate. “Eugenio (Derbez) tiene el poder de una estrella”, dijo.

En las próximas semanas se estrenarán películas con temas latinos como “Lowriders”, protagonizada por Demian Bichir y Eva Longoria; el documental “Buena Vista Social Club: Adiós”; “3 idiotas”, con Martha Higareda, y “Beatriz at Dinner”, con Salma Hayek.

La próxima película de los estudios Pixar, responsables de “Cars”, “Toy Story” o “Finding Nemo”, entro otros, será “Coco”, cinta que explora la tradición mexicana del Día de los Muertos y cuenta con las actuaciones de voz de Benjamín Bratt y Gael García Bernal.

0 56

SANTO DOMINGO. Dicen que “recordar es volver a vivir”, pero para qué conformarse con recordar cuando aún puedes vivir y disfrutar de lo que te gusta. Para los fieles amantes del rock local llegó el momento de ver juntas en tarima a dos de las bandas más populares de mediados de los años 90 del pasado siglo, y también a otro talentoso artista que a pesar de que suele ser encasillado como solista, es todo un Big Band. Transfusión, Aljadaqui y Pavel Núñez se reúnen por primera vez para un concierto lleno de éxitos, amistad, buena onda, recuerdos y mucha música. Hard Rock Café será el epicentro de esta reunión en la que afirman los grupos se fusionarán para crear una noche especial en el que sus fanáticos serán bombardeados con las canciones más emblemáticas de cada uno de los grupos. Es precisamente la selección de canciones lo que constituye un reto, tal como confesaron a Tiempo Libre.

“Estamos tratando de ponernos de acuerdo”, dijo Héctor Aníbal. “Es demasiado material para condensar en tres horas”, afirmó Pavel; “Todavía estamos poniendo y quitando”, nos planteó Mariano. Definitivamente armar ese playlist es un desafío, pero en lo que sí están de acuerdo es en que será un espectáculo en el que los artistas interactuarán entre ellos, habrá momentos para: bailar y saltar, ponerse nostálgicos, soltar algunas lágrimas de cocodrilo, de ponerse de “mediolao”, de caminar “Paso a Paso” y hasta de “dar amor”.

Se trata de una excelente oportunidad para conectar con una época de buena música, y tal vez, si tenemos suerte, de prolongar el recuerdo en esta época de puro reguetón.

Pavel Núñez

—¿Qué haces tú entre estas dos bandas? También tengo una “banda”. Vengo de ese gremio, en realidad no soy un solista, soy cantautor. Obviamente tengo un marcado sello en la fusión, pero también soy parte del movimiento de rock del país. En realidad me convierto en pop en el camino, cuando entiendo que mis canciones tienen que ser más melódicas, pero yo no estoy para nada divorciado o ajeno a este movimiento, también crecí en el. —¿Cómo piensan equilibrar sus participaciones en escena? Entiendo que será algo fluido entre amigos. Estamos preparando una transición entre bandas muy especial. —¿Cuál crees que será tu rol dentro del espectáculo? Creo que los momentos suaves y románticos me van a tocar a mí. Los amargados vienen a verme a mí. En este triángulo musical vengo a ser el balance, el equilibrio. —Siempre estás en algo nuevo, ¿cómo logras mantener este ritmo? Lo logro trabajando, trabajando, trabajando. No creo que sea el más talentoso el que más canta, pero si alguien dijera es el que más trabaja, entonces diría que sí. Trabajo arduamente.

Aljadaqui se mantiene

—Son tantas canciones, ¿cómo van a lograr unificar tanta música? Vamos a tratar de sacar lo mejor, pero a veces uno no sabe cuál es la mejor canción. Lo que sí es que vamos a dar lo mejor de nosotros esa noche, para que el público recuerde este momento. Habrá sorpresitas en las que cabrán todas las canciones. —¿Cómo se da esta mezcla? Hemos sido contemporáneos, surgimos prácticamente en la misma época. También somos panas, pero no habíamos estado los tres grupos juntos. Estamos como niños, muy emocionados. El público va a recordar muchas cosas, pero nosotros recordaremos más todavía y creemos que eso se va a notar. —Esta es la época de la música urbana, pero cuando se dan estos juntes siempre son un éxito. ¿Creen que todavía hay público para el rock local? Lo hay porque nosotros seguimos haciendo música. Estamos tocando, haciendo giras, creando canciones nuevas. La gente siempre encuentra un espacio en su corazón para nuestra música, porque le ponemos el sabor dominicano. El pop rock es universal y no tiene fecha de vencimiento.

Transfusión para rato

—Prácticamente los vemos reunidos en ocasiones especiales. ¿Qué los motivó esta vez? Creemos que es muy interesante reunirnos con Pavel y Aljadaqui. Juntos vivimos una época muy buena, pero nunca estuvimos juntos. La química que tenemos y reencontrarnos fue la mayor motivación. —Sabemos que como artistas han madurando, pero el público quiere revivir una época. ¿Musicalmente habrá cambios? Venimos con todas las canciones de antes y algunas nuevas. Para los clásicos venimos con algunos arreglitos, le agregamos algunos sonidos para mejorarlas, pero básicamente es lo mismo, así que no se preocupen. — ¿Por qué no regresan en serio? Todos hemos seguido trabajando mucho, desde empresas, películas, hasta estudios de grabación, y eso ha limitado el tiempo. También somos conscientes que la escena no está tan activa, y hay otros géneros que dominan el mercado. Cuando sacamos el tiempo para juntarnos nos gusta que sea especial. Aunque sí tenemos en carpeta un disco. Somos hermanos y habrá Transfusión siempre que se necesite.